Entrepreneur, Popular

Cómo explicar tu idea en público

como-explicar-tu-idea-en-publico

 

Las ideas a menudo se presentan como intuiciones, inspiraciones o relámpagos mentales que por ser propias vienen ya listas para ser entendidas por el creador, sin embargo el problema se presenta cuando queremos comunicarlas tal como las entendemos pero no logramos captar la atención o hacer que nuestros interlocutores la entiendan. Es por ello que te daré los cinco pasos definitivos para presentar tu idea de manera segura.

1 Explícate tu idea antes de explicarla

Pues, si, explícate tu mismo. Este paso es fundamental y aunque parece una tontería a la mayoría de los emprendedores se les olvida que deben entender y saber cada detalle de su idea antes de exponerla. Es importante anticiparse a las posibles objeciones o incluso burlas de tus receptores. Ya he explicado en publicaciones anteriores lo importante que es conocer y tener clara tu idea para poder contagiar a los demás, por eso es importante que te expliques  a ti mismo de que trata tu propia idea y por qué crees que tu idea funciona mejor que la de tu competencia. Cuando se entiende la idea se anticipa las posibles presiones o dudas de tus potenciales clientes, recuerda que tu objetivo es explicar para convencer.

2 Practica tu  presentación

Muchas veces por razones de tiempo no podemos más que improvisar el mismo día de la presentación. Esto es un típico error que en algunos  casos hace que la idea inicial parezca nada convincente pues una idea se transmite a través de emociones, no de palabras y para lograr esa conexión con tu audiencia es necesario mirarte al espejo y entender cuales posturas te salen mejores y naturales, cuales gestos debes usar y cuales debes evitar. Acá vale la pena leer un poco sobre lenguaje no verbal pues, repito, una idea se vende por conexión emocional no por las palabras que uses.

3 Conoce a la  audiencia

Esto es uno de los aspectos más trascendentales que se debe tomar en cuenta. Tal como en una entrevista de trabajo, que debes leer y memorizar acerca de la  empresa que quiere contratarte, así debe ser tu conocimiento de tu audiencia pues debes hablar en su mismo lenguaje y entender en lo posible su universo psicológico. Con esto me refiero a que si tu presentación es en un auditorio lleno de médicos ginecólogos no será lo mismo si le hablaras a los informáticos de una compañía de desarrollo de software. Cada persona tiene una clave de acceso y debes descubrirla porque sino estarás gritando desde la otra calle  y desde allí es muy difícil que te oigan, mucho menos que te entiendan.

4 Controla el Tiempo

El  tiempo es el bien más preciado del ser humano, por favor no lo malgastes ni se lo robes a otros. Ten en cuenta que si vas a tener un bloque de preguntas debes adaptarlo a tu tiempo de presentación para contestarlas. Si tienes que decir mucho aprende a sintetizar, y esto te lo digo enserio. Hace unos años perdí una buena oportunidad de negocio por no manejar bien el tiempo; hice una increíble presentación pero mis espectadores tenían todavía preguntas que no fueron respondidas pues el tiempo que me habían dado en el auditorio era de una hora exacta y la siguiente estaba ya reservada, así que antes de responder la primera pregunta me apagaron el micrófono y lucí como alguien muy poco profesional. Una manera muy exitosa de expresar mucho en poco tiempo es usar una historia. Aprende a ejemplificar a través de historias, sobre todo si son propias y divertidas. La ventaja de una historia  es que muchas personas se verán reflejadas y si no es así igual la recordarán y en cualquiera de los dos casos ya es un logro para ti que estas exponiendo.

5 Trabaja con tus propios equipos

Normalmente las empresas tienen su propio salón para la presentación de proyectos externos o internos pero si quieres darle un toque personal y causar una buena impresión a tus posibles inversores invierte no solamente en tu imagen sino en equipos de tecnología que te permitan desarrollar tu exposición. No tienen que ser equipos costosos pero básicamente debes tener contigo un proyector, un ordenador portátil y un software de presentación como powerpoint, Haiku Deck o Prezi. Créeme, el tener tus propios equipos ya es un plus agregado que te da autoconfianza pues la sensación de saber que eres tu quien controlas casi todo en la presentación es algo muy agradable. Si no tienes todavía para hacer una inversión comienza a reunir pero te anticipo que no es mucho el gasto para estos equipos si lo sabes comprar, en un próximo articulo te cuento cual es el equipo básico con el que puedes iniciar.

Pues hasta acá el embrollo, no dejes de escribirme para contarme tus experiencia sobre este mundillo del emprendimiento.

Hasta la  próxima.

0 Comments
Share
amilcar merentes/ amilcar@thinkingrow.com

amilcar merentes/ amilcar@thinkingrow.com

Journalist, creative projects advisor. Risky, proactive, and hopelessly enterprising.

Reply your comment

Your email address will not be published. Required fields are marked*